Financiamiento

Aspectos a considerar para tu primera tarjeta de crédito

¿Te da miedo echarte tú mismo la soga al cuello? Te decimos qué aspectos debes considerar para la primera tarjeta de crédito y su uso responsable.

Como en todo tipo de financiamiento, sea un préstamo personal, automotriz, hipoteca o las propias tarjetas de crédito, es indispensable usarlo con una planeación previa, no sólo gastar por gastar, pues de lo contrario te puedes meter en serios problemas de los que te costará mucho trabajo salir.

Por eso, te compartimos las recomendaciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para que desde un principio hagas uso responsable del plástico y evites problemas de sobreendeudamiento.

– Tus ingresos. Aún cuando te ofrezcan una alta línea de crédito, utiliza sólo lo que puedas pagar. Es primordial que analices cuál es tu capacidad real de pago y que desde el principio te quede claro que una tarjeta de crédito es un medio de pago, no una extensión de tu dinero.

– Patrón de pago. De acuerdo a qué tan puntual serás con tus pagos es el tipo de tarjeta de crédito que debes considerar. Si por ejemplo, serás parte del 40 por ciento de los usuarios que son “totaleros”, es decir que pagan su adeudo completo en la fecha de pago y no generan intereses, te conviene poner atención a la cuota anual.

Si no vas a ser “totalero”, debes fijarte más en la tasa de interés.

– No dejes de pagar las deudas adquiridas. Entre más tiempo dejes pasar tus deudas, los intereses crecerán hasta el punto en el que terminarás pagando más dinero por los intereses que por el producto que compraste.

– Antes de elegir, compara el Costo Anual Total (CAT). Recuerda que es esa cifra que te permite comparar si es más económica con una u otra institución dependiendo de los costos asociados al plástico como comisiones, anualidad e intereses, entre otros.

– Hábitos de compras. Si vas a usar tu plástico sólo en caso de emergencia o para aprovechar promociones de meses sin intereses de vez en cuando, elige una tarjeta que te ofrezca una anualidad muy baja. Aunque en este caso también debes verificar que no te

cobre una comisión por no usarla frecuentemente.

Si por el contrario, vas a usar esta tarjeta en tu vida cotidiana, debes comparar las comisiones y los costos aplicados a las operaciones, como la disposición en efectivo.

En este enlance de la Condusef http://e-portalif.condusef.gob.mx/micrositio/index.php encontrarás un simulador donde puedes comparar diversas tarjetas de cŕedito de distintas instituciones bancarias para que elijas la tarjeta que se adecúa más a tus necesidades y hábitos de consumo.

Recuerda que las tarjetas de crédito son una gran responsabilidad, pues pueden afectar tu historial crediticio y después te será más difícil acceder a un financiamiento para un carro o una casa, por ejemplo. Así que sigue estos consejos y haz un buen uso de este medio de pago para que nunca tengas problemas.

Educación Financiera

Cómo evitar que te clonen tu tarjeta de crédito

Un aspecto importante de la educación financiera es cuidar tu dinero, no sólo el que  manejas en efectivo, sino el uso que le das a través de los medios electrónicos, como podría ser la seguridad en el manejo de tu tarjeta de crédito.

Es por ello que te damos 15 recomendaciones infalibles para evitar convertirte en víctima de un fraude como podría ser la clonación de tu plástico.

1. Resguarda tu Número de Identificación Personal (NIP) y no lo compartas con  nadie. Se trata de una clave muy personal que de compartirla le estarías dando acceso a alguien más a tus cuentas. Así que evítalo.

2. No elijas una clave de NIP que sea fácil de identificar y si la vas a anotar en algún lado, no la lleves en la cartera junto a tu tarjeta de crédito, ya que en caso de pérdida o robo facilitas el que se pueda cometer algún delito en tu contra.

3. Lleva contigo sólo la tarjeta de crédito que vayas a utilizar ese día. Para garantizar un uso responsable del crédito, no uses más de dos plásticos. Si los tienes, no los lleves a todas partes a donde vayas.

4. Cuando utilices un cajero automático, asegúrate de que no haya ningún instrumento extraño con el que pudieran extraerte los datos de tu tarjeta de crédito.

5. No te confíes de aquella persona que te ofrece ayuda mientras estés por disponer de efectivo en el cajero automático.

6. No permitas que al momento de ingresar tu NIP alguien más esté observando tu operación justo detrás de ti.

7. Si el cajero no te regresa el plástico, cancela cualquier operación y de inmediato reporta al número de atención a clientes lo que acaba de ocurrir. Memoriza el número de atención telefónica de tu tarjeta de crédito

8. Al momento de recibir tu nuevo plástico a domicilio, verifica que el sobre se encuentre completamente cerrado y no se haya violado ninguna medida de seguridad.

9. Después de realizar compras o pagar algún servicio, no te olvides de quedarte con los comprobantes, por lo menos hasta que te llegue el estado de cuenta y puedas confirmar que los cargos aplicados corresponden a tus compras.

10. Si tu tarjeta de crédito ya venció o la cancelaste, destrúyela antes de desecharla.

11. Cuando se trate del uso de tu tarjeta de crédito vía internet, accede siempre desde tu banco y no a través de hipervínculos o una ventana emergente, ni tampoco respondas ningún correo sospechoso en el que te soliciten información sobre tus cuentas bancarias.

12. Procura no realizar operaciones bancarias desde lugares públicos como un café internet.

13. No guardes las contraseñas de tus accesos en la computadora o dispositivo que utilices.

14. Realiza una consulta el Buró de Crédito por lo menos una vez al año para cerciorarte de que no se haya dado un uso fuera de lo común en alguna de tus cuentas.

15. Consulta tu saldo después de realizar determinadas compras y en caso de notar alguna irregularidad, repórtala inmediatamente a tu banco.

Usa estos consejos a tu favor para evitar sufrir una clonación de tu tarjeta de crédito.